lunes, 21 de octubre de 2013


EN EL ACUARIO DE FACEBOOK: EL RESISTIBLE ASCENSO DEL ANARCO-CAPITALISMO
Esta lectura te hace tomar en cuenta el otro lado de la moneda en el caso de las redes sociales como Facebook que su mayor presupuesto es la difusión de la información y la libre expresión lo cual lleva a una supuesta mayor democracia. Se menciona que existe el ¨default power¨ que es el poder de cambiar la vida online de millones de usuarios, sólo modificando unos pocos parámetros. Esto quiere decir que en este caso Facebook tiene el poder de modificar tu identidad cibernética.  Se menciona entonces que existe una webización en donde como nosotros deseamos conectarnos con los otros, queremos crear herramientas para satisfacer estos deseos, no queremos renunciar a relacionarnos, lo cual hace casi obligatorio tener una página social para pertenecer, ser parte del grupo. Y lo relevante aquí es el que compartas, publiques, definas gustos y preferencia que puedan reflejar al otro tus rasgos únicos para agradarle y ser interesante, intentando mostrar a la persona perfecta que eres en tu mundo online, donde no se ven las aristas obscuras de tú personalidad. Dando toda la información posible para poder conocerte o controlarte.

En la lectura se menciona que conectarse a una red significa trazar una relación desde un punto de partida hacia otro punto. En un sentido, significa abrir ventanas personales a un mundo; en otro significa a la vez, abrir las propias puertas a ese mundo. En este intercambio de información, donde tus preferencias son públicas surge el mercado, extrayendo esta información para recomendarte cierto producto a fin a las características de tu perfil público. Otro punto interesante en la lectura es         que  supuestamente las democracias occidentales se vuelven cada vez más democráticas porque los ciudadanos están más informados, pueden acceder cuando y como quieran a la verdad puesta a su disposición por las redes digitales y gestionada para su bien por unas sociedades privadas.

¿Pero estas sociedades privadas realmente gestionan esta información para nuestro bien? Si tienen el conocimiento de cómo eres, con quien te juntas, en donde estas ubicado en este momento, a donde fuiste y con quien, en donde trabajas y a que escuela fuiste, quien es tu pareja etc. Es este poder que sin saber tú mismo tienen sobre ti y que si un día deciden usarlo en contra tuya no es posible evitarlo ya que tú mismo aceptaste que lo podían usar, y si lo deciden todo tu personalidad online podría ser borrada y llegas a ser nada en el ciberespacio.

La lectura continua replicando que el uso de instrumentos de comunicación, dedicados explícitamente a lo social, no sólo modifica la identidad de los usuarios particulares, sino también la identidad colectiva ya que te hace ser parte de la masa. La utilización de la tecnología en el marco social es una fuente de socio- poder. El socio-poder son las fuerzas condicionantes que plasman la relación entre individuos y colectividad, expresada en los dispositivos injertados en el menudo y cotidiano despliegue del proceso de socialización. El socio-poder es holístico, difuso y omnipresente, activo en la organización del conocimiento y en reglamentación de las praxis.
Un párrafo que da a reflexionar en la lectura es que ¨en la sociedad del espectáculo masificado todos somos al mismo tiempo espectadores que aplauden y actores en el escenario representando nuestras identidades virtuales¨. Ya que uno se siente famoso incluso cuando no nos conoce nadie, basta con hacerlo todo público, ser transparente y exponer sin filtros tus emociones; y esta es la máxima libertad de expresión. Facebook es una herramienta que te transforma de nadie a ser alguien ya que demuestras tener amigos, haber ido a la playa, o viajado a Europa etc..  Es el espacio de competencia y reflejo con el otro. Según esta lectura las identidades virtuales que se pueden construir con las herramientas de Facebook son llanas en su mayoría, sin la profundidad típica de las identidades del pleno derecho, ricas en matices y contrastes. Se requiere la máxima sinceridad o en este caso la ingenua estupidez.

Al final todo lleva a la búsqueda de ganancias que tú pones a disposición del mercado ya que el tiempo vital acaba reabsorbido por los espacios digitales y puesto al servicio del beneficio económico[1] .

                               
 




[1] IPPOLITA (2012) En el acuario de Facebook. El resistible ascenso del anarco-capitalismo. Madrid: Enclave de Libros. Primera parte: Tengo mil amigos pero no conozco a ninguno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada