viernes, 6 de diciembre de 2013

Politizando con teatro callejero



          


                                                                             VS 




                       

Desde un principio, la idea de incluirnos en un espacio público y esparcir un mensaje a las masas sobre el travestismo, me parecía muy interesante porque no sabía cómo iba a resultar ni cómo lo íbamos a hacer. Entonces salió la idea de hacer “teatro en la calle” representar la victimización y vulnerabilidad del ser travestido.
Después de mucho análisis, decidimos tener 4 papeles: el travesti, el señor rico de clase alta que aprovecha sus servicios en la noche pero que en el día aborrece a este ser, la activista gay que no se identifica para nada con la minoría travesti pero que al mismo tiempo lo utiliza como imagen para convencer a las personas de firmar una causa propia y por último y el papel que yo representé fue el de la esposa del señor rico, una mujer elegante, de edad media avanzada, a la cual el dinero, la moral y lo que dicta la iglesia son las únicas reglas de la vida para caminar rectamente y así ser felices. En mi caso, jamás había actuado en absolutamente ningún escenario tal cual, y esto me preocupaba porque realmente quería poder mostrar a la gente esa imagen exagerada (y a la vez no tan exagerada) de estas mujeres en una misma. Finalmente se politizó a esta mujer frente a la masa y tuvimos un buen resultado a pesar de que las cosas no salieron como estaban planeadas desde el principio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada