miércoles, 19 de noviembre de 2014

Pisando Tierra, Hilando Redes: Propuestas para no dejar de aprender dentro y fuera del aula


El miércoles 12 de Noviembre del 2014 asistí al “PsicoPop Fest!”, evento en el cual nuestro profesor de Psicología Política estuvo involucrado. A las 17:00 horas inició un conversatorio en el cual participó José Miguel Tomasena, Héctor Robledo y Leonardo García. Se abordaron diversos temas, entre ellos la rigidez del modelo educativo que conocemos y que comúnmente utilizamos.
Se mencionó que, en la actualidad, la educación es sistematizada ya que todo sigue un orden y una jerarquía. Uno de los invitados argumentaba que las calificaciones no son importantes realmente, ya que un diez no asegura que el estudiante tenga conocimiento sobre un tema en específico. También se habló acerca de que la educación pública no es equitativa, no se aprende lo suficiente y no hay calidad. Sin embargo, la escuela privada tiene los mismos males que la pública pero es más complicado que acepten quejas porque los usuarios pagan por estar ahí; es decir, en cuanto se sientan incómodos pueden retirarse e integrarse a otra escuela que les agrade más.

Nuestro profesor Héctor habló un poco acerca de Ayotzinapa y dijo, “Es importante reconocer que tenemos algo en común. No hay que ver los hechos de forma aislada…en este país, todos los días, hay alguien que no regresa a casa. Debemos reconocer que hay cosas que nos preocupan a todos”.

Una de las personas que asistió al evento comentó que la educación formal es un reflejo de la sociedad y que es necesario construir espacios de pensamiento crítico tanto en las escuelas como en otros sitios. Además, es necesario resignificar los espacios en donde estamos y romper los antiguos estilos de aprendizaje como la “educación bancaria” (aquella en la que un maestro deposita el conocimiento en el alumno y este último se convierte en un “ser rico”) y el típico trabajo en equipo en el cual los miembros se dividen las partes del trabajo en lugar de relacionarse.

Creo que ninguna escuela es perfecta, todo modelo educativo tiene sus ventajas y desventajas. Uno de los ponentes planteaba la siguiente pregunta, “¿por qué exigen que los ciudadanos estudien hasta el nivel preparatoria para poder trabajar?” y decía que el estudio realmente no tiene tanta importancia. Yo no estoy de acuerdo con él, creo que la educación es importante porque a través de la lectura, la práctica y la investigación, las personas se transforman en seres cuya curiosidad es efervescente y cuestionan su realidad constantemente. Creo que es importante no caer en la perspectiva de que la teoría es lo único que hay, sin embargo, considero que ésta misma tiene su utilidad y todo lo que aprendemos al estudiar nos convierte en personas críticas y nos ayuda a ampliar nuestra cosmovisión. Estoy de acuerdo en que quizás el sistema educativo en el que nos encontramos inmersos mata la curiosidad de los niños por el modelo que utiliza para enseñar pero es importante que las personas no pierdan el deseo de aprender, de conocer e informarse.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada