jueves, 4 de diciembre de 2014

5N ITESO

El 5 de noviembre del 2014  ITESO se unió a la toma de  protesta por los hechos ocurridos en Iguala el 26 de Septiembre del año en curso. El evento se planeó en la asamblea estudiantil, en la cual se acordó que habría varios talleres, mesas de  debates y charlas.

El evento comenzó con una misa oficiada por el rector y la presencia de dos estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, para dar inicio a las otras actividades que si bien se había planeado hacerla al aire libre, se tuvo que realizar en el Auditorio Arrupe por la presencia de la lluvia.

Además de los foros hubo alrededor del campus varios eventos, como la caminata representando a los 43 estudiantes desaparecidos o la lectura de poesía en la cafetería central.
Toda la planeación del evento se hizo considerando que iría un porcentaje bajo de la comunidad universitaria ya que la asistencia era voluntaria, fue por esto que los eventos se llevaron a cabo en espacios pequeños del campus Sin embargo me llevé una grata sorpresa al en contar casa llena en todos  y cada uno de los eventos.

La celebración de la protesta me dejó sentimientos encontrados; ver a un México despertando y a mis compañeros involucrándose, siendo solidarios  y de forma paralela verme encontrándome a mi misma involucrada  en la lucha por un país mejor era realmente esperanzador. Sin embargo lo que nos tenía reunidos exigiendo justicia me dejó un sentimiento de impotencia y tristeza  ¿necesitamos que asesinen a nuestra gente de forma tan brutal para despertar? Nada de lo que hagamos les regresará la paz a las familias que perdieron a sus hijos.

Uno de los elementos más importantes e impactantes para mi fue la presencia de los dos compañeros de la Normal de Ayotzinapa a lo largo del paro activo.  El entender que vienen de una comunidad que sufre de todos los tipos de pobreza, invadida por el narco y la desigualdad me hizo entender mejor el panorama completo: Ellos al igual que nosotros solo buscan mejorar su comunidad, tener mejores oportunidades, superarse y luchar por un México mejor. No necesitamos ir a la misma escuela para ser compañeros, no necesitamos estar en el mismo Estado para sentir solidaridad. El crimen que les hicieron a ellos, nos los hicieron a todos. México no es el conjunto de escuelas y territorios aislados: todos somos uno y me quedo claro que la unión hace la fuerza. Estamos Unidos, Mexicanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada