martes, 2 de diciembre de 2014

CICLO DE DIÁLOGOS POR AYOTZINAPA: PANORAMA DE MOVIMIENTOS, MANIFESTACIONES Y SOCIAL MEDIA

El miércoles 19 de Noviembre asistí a una conferencia que se llevó a cabo en el Auditorio M del ITESO. En este diálogo participaron tres licenciados, dos de ellos eran egresados del ITESO y hablaron acerca de las características de los movimientos sociales. No asistió tanta gente a esta conferencia, sin embargo, los presentes participaron de manera activa.

Los panelistas mencionaron que, de acuerdo a ciertos teóricos, los movimientos sociales tienen las siguientes características: son multiétnicos, multigeneracionales, no reconocen barreras de género u orientación sexual, incluyen demandas económicas y políticas, incorporan la lucha de la identidad cultural, resaltan el valor de las diferentes culturas y formas de vida social. Además, se mencionó que estos movimientos hacen un uso cada vez más amplio de las tecnologías de la información, aprovechando la tecnología conforme van apareciendo herramientas y dispositivos nuevos. Las formas de lucha de los movimientos sociales siguen siendo las asambleas y reuniones, existen muchas perspectivas para manifestarse y es complejo determinar qué es lo que moviliza a alguien.
El público y los panelistas dialogaron y debatieron acerca de distintos temas relacionados de alguna manera con los movimientos sociales. Uno de los panelistas dijo lo siguiente, “La clase media no puede ser descalificada, hay gente que se une a las marchas por ‘snob’, para sentirse parte de algo o para sentirse activista […] de repente todos se consideran ‘socialistas’, el enemigo de los normalistas tiene nombre y apellido y no les permite desarrollarse como ellos quieren”. Más adelante, alguien del público mencionó lo siguiente, “El estado no es el único problema, también es el mercado. El mercado también es una fuerza que está presenta, sin embargo, no podemos quitar imperativos como la producción...cuando hay necesidades productivas debe haber personas capacitadas para producir”.
Un sujeto del público planteó una idea que me pareció bastante interesante, dijo, “¿Qué podemos hacer como estudiantes? Creo que debemos volver a apropiarnos de la cotidianidad, ser críticos porque incluso las teorías buscan hegemonía…es importante analizar las teorías desde las cuales interpretamos la realidad. No hay que caer en la perspectiva de que la teoría es lo único que hay, la teoría no debe conducir nuestra acción todo el tiempo”.

Creo que los movimientos sociales son buenos porque unen a las personas, los que participan en éstos se dan cuenta de lo que tienen en común con otros, es decir, lo que comparten. Al dialogar con otras personas, se exponen intereses, preocupaciones, inquietudes y demandas y esto ayuda a que el grupo crezca y los involucrados se identifiquen con otros. Los movimientos sociales le dan la oportunidad a las personas de expresarse y darse cuenta de que existen comunidades de afectados, es decir, al estar en contacto con otros podemos notar que compartimos quejas y es en este momento cuando un problema pasa de lo privado a lo público. Desde mi punto de vista, las manifestaciones son buenas, el hecho de ver que una gran cantidad de personas en nuestro país exijan un cambio me hace sentir esperanza. Sin embargo, creo que para que surja un cambio fuerte la gente también tiene que poner de su parte, es decir, ayudar con aquellas ‘pequeñas’ cosas que al final marcan la diferencia. Por ejemplo, sería muy bueno que las personas dejaran de dar mordida, de tirar basura, etc. ya que este tipo de cosas también contribuyen al saboteo de nuestra sociedad y de nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada